Vínculo materno ¿Qué pasa con las necesidades de los niños? Escuela de padres I

El vínculo materno es el responsable de mantener en el presente a tu hij@. Y este ‘tenerlo presente’ garantiza su bienestar físico-emocional mientras crece y se hace adulto. 

necesidades-niños-método-cronos

Contenido del post

¿Tienes hijos? ¿Piensas tenerlos? Quizás te interese saber que a los hijos hay que tenerlos presentes desde el momento que nacen a la idea de SER. Hasta el momento en el que se emparejan de forma estable, que es cuando empiezan a estar presentes por ellos mismos.

 

Vinculo materno-filial

Es el vínculo responsable de mantener en el presente a tu hij@. Y este ‘tenerlo presente’ garantiza su bienestar físico-emocional mientras crece y se hace adulto.

¿Cómo se mantiene el vínculo materno-filial?

Mantenerlo activo es bastante sencillo, cuando se sabe de su importancia y no se da por sentado. Pues no basta con saber que tienes un hijo, o dos o tres… O, quizás sí, pero has de saberlo todo el tiempo y hacerlo consciente como tal.

¿Qué significa esto? Pues que tienes que tener perfectamente ubicadas las necesidades físico-emocionales de tu criatura. Y ser capaz de cargarlas todos los días en su mochila físico-emocional hasta que pueda hacerlo por él/ella mismo.

  • La carga mental  o carga de aprendizaje socio-escolar responde a la carga físico-emocional. Por lo que cualquier problema en el área de aprendizaje o desarrollo cognitivo pasa por revisar el ambiente emocional del pequeño.

Tener claras sus necesidades

Una vez que ubicas bien sus necesidades personales genéricas relativas a la etapa a superar: parto, crianza, primaria, secundaria, etc. Has de asegurar-LE. Estando tú plenamente presente y segura, a la hora de aplicarlas en sus actividades diarias concretas.

A saber:

  • Descanso adecuado/sueño:  ambiente emocional adecuado.
  • Nutrición adecuada:  ritmo y dosificación en las actividades que realice.
  • Higiene: /respiración/relaciones adecuadas.

 

Cuida el ambiente de tu hogar

El factor descanso/ambiente emocional adecuado es quizás el más importante a la hora de garantizar la hoja de ruta de tus hijos hacia el éxito. Y también el que garantiza que no les pase nada ‘malo’. En la mente de los padres ‘lo malo’ es una variable igual a X, donde cada madre ha de poner los miedos e inquietudes que le aparecen, en cada momento, en relación al futuro o bienestar de sus hijos. Cuando lo ‘malo’ aparece o el pequeñ@ sufre de continuos episodios de malestar físico, (problemas de salud) o mental (problemas de aprendizaje escolar), significa que la madre no está ubicando con claridad la imagen de su hijo en tiempo presente.

Esto sucede porque la madre bastante tiene con ocuparse de sus propios problemas, en el día a día. Como para además pensar en el futuro de sus hijos en tiempo real.  Por lo que su imagen de futuro desaparece y entonces, los niños tienen que HACERSE PRESENTES con ruido y problemáticas de todo tipo. O sea, llamar la atención de su madre y/o padre.

Para ubicar la imagen de tu hij@ en el futuro y garantizar así su paso por la vida. Has de tomar conciencia, todos los días, de tu rol materno y disponerte a cubrir las carencias energético-emocionales de tus hijos, relativas a su agenda diaria/etapa a cubrir.

Has de saber que tus miedos serán sus miedos y viceversa. Que tus necesidades serán las suyas y viceversa. #vínculomaterno Clic para tuitear

vínculo materno. mamá con bebé
“Vínculo materno. Forma parte de ti. Vive en ti y para ti…”

 

Mantén el vínculo en cada etapa a superar

Algo que cuando es un bebé resulta obvio, por lo pronto que llorará si no las cubres de inmediato. Pero que, en cuanto tus niñ@s crecen un poco, aparcas en cuanto les das el desayuno y los ‘metes’ en el cole o donde sea, y te olvidas por completo de ellos. Sin saber que cuando regresan necesitan recuperar de nuevo, a tiempo completo, a su mamá.

Esto será así hasta la llegada de la pubertad. Después de la pubertad, el proceso cambia y las diferencias en la forma de expresar este periodo de transición hacia la vida adulta, van a estar marcadas por lo sano que se haya generado el vínculo materno-filial. Vínculo de conexión con la Vida hasta que llega la plenitud del amor de pareja.

 

Ser la MAMÁ de alguien, implica el saber que tu niño o tu niña, forma parte de ti, vive en ti y PARA TI. Aunque parezca un ser con voluntad y vida propia. Clic para tuitear

 

Piensa en tu hij@ como en un robotito biológico miniaturizado que se programa cada día en función de tus sentimientos hacia su presencia en tu vida. Sentimientos que le aportas en cada gesto, en cada toque, en cada palabra. Es como darle cuerda o ponerle las pilas cada día.

 

La calle/ir al cole

Algo que muchos padres no saben es que a los niños no les gusta estar solos en la calle. Así que lo natural es que, en cuanto dejas de acompañarles a la puerta del cole, se agrupen en ‘panda’ para no sentirse una ‘presa débil’.  Esto de agruparse en grupitos de dos, tres o más amiguitos ya se inicia en el tiempo libre del recreo, donde los peques, aúnan ‘esfuerzos’ para ser y sentirse UNO. Estas agrupaciones inconscientes que se dan en el tiempo de  la infancia, están basadas en el miedo y en la falta de autonomía emocional que resulta de la falta de presencia de la madre. Y son las que, habitualmente, dan paso al club de ‘los mejores amig@s’ que son casi como herman@s.

Muchas de estas amistades suelen continuar, por defecto, a lo largo de toda la infancia, secundaria, instituto, etc. Y con el paso del tiempo se convierten en un lastre a la hora de convertirse en una persona autónoma, emocionalmente hablando. Son amistades vinculadas a la falta de resolución emocional en un espacio ‘dado’ y son fáciles de observar pues surgen como setas cada vez que tu hij@ muda de espacio. También aparecerán cuando mude de piso de estudiante o de espacio laboral pues son alianzas inconscientes que aparecen para reforzar tu falta de presencia en su vida.

Amistad no es lo mismo que compañerismo

Quizás te estés planteando si una vida sin 'amiguitos' es posible...

Sí lo es. Y para ello sólo debes de cambiar el concepto ‘amistad’ por ‘compañerismo’. Un compañero aporta todas las ventajas de una amistad pero te vincula al espacio y no al tiempo. Por lo que te permite avanzar sin cargas emocionales. Cuando el compañero se convierte en amigo es porque está compensando tu falta de capacidad (la falta de capacidad de tu pequeñ@) para fluir en dicho espacio por si mism@.

Se tienen ‘amiguitos’ para matar el tiempo de soledad, para no ir solos a los sitios,  etc. etc. etc. Desde mi punto de vista, el mejor amigo de un niñ@ es un libro. Todo lo demás se puede hacer desde el área del compañerismo si  los responsables de su educación, padres y maestros,  facilitan el entramado necesario para ello.

No te engañes, al igual que es habitual que las personas busquen un compañero de piso para pagar menos alquiler, de igual forma surgen las amistades para pagar menos en el pasar por la vida.

Y, SI…

Sé que para muchas personas este planteamiento es casi una ‘herejía’ pues el concepto de ‘amistad’  ha sido ensalzado en todas las culturas y en todos los tiempos. ¡Lógico!  Dado que nació para compensar las carencias afectivo-familiares. No en vano se suele decir ‘La familia no se elige los amigos si’

  • Lo que no te dicen es que eliges esos amigos en función de lo que tu familia no pudo aportarte. Y que cuando recuperas tu mapa emocional y superas el pasado, una gran parte de tus amistades, por no decir todas, quedan obsoletas.
  • A cambio, recuperas todo tu potencial humano. Unificas tu sistema y en el plano de pareja gozas más, mucho más…
niños en el recreo vínculos
“Los amiguitos, tiempo de aprendizaje infantil.”

 

Después de todo esto, quédate con esta imagen:

Piensa en tu hij@ como en una libreta de ahorro en la que desde el momento de su concepción tienes que ir depositando, día a día, semana a semana, años tras año, la cuota de atención/presencia necesaria para que logre superar con ‘nota’, esto es, con salud, y sin dependencias emocionales, complejos, traumas, etc… su paso por tu VIDA.

Si, por tu vida, pues tú eres quien registra su historia  hasta el momento en el que aparezca su pareja. Y ten por seguro que todos los problemas que tu hija o tu hijo tenga con su pareja  o parejas, tienen que ver con la forma en la que tú guardaste su historia en TI.

 

Actualizando tu concepto de paternidad

El tiempo de paternidad es un tiempo asociado al tiempo de la infancia y juventud.  Es el tiempo que padres e hijos necesitan para ponerse al día en la historia familiar. Traer un hijo al mundo implica un compromiso personal y social por el que los padres (mejor si es de mutuo acuerdo), se comprometen a acompañar al hijo mientras crece y se hace mayor.

Por motivos laborales tengo que observar continuamente el exceso de vinculación familiar que existe en nuestra sociedad una vez que las personas se hacen adultas. Lo más triste de observar es la vinculación negativa generada al no superar momentos negativos del tiempo de la infancia y juventud. Lo que mantiene a las personas enganchadas al espacio familiar prisioneros del rencor, la rabia, el miedo, etc.

Durante años hemos tratado diferentes tipo de problemas en niños: estreñimiento, diarreas, otitis, agresividad, nerviosismo, miedos, problemas de aprendizaje, etc. Todos con un resultado excelente dentro del método cronos. Rara vez hemos tenido que tratar directamente al niño. En todo caso hemos recomendado algún complemento natural.

  • La respuesta siempre ha estado en los padres.

 

¿Qué pasa con la salud de los niñ@s?

La salud de los niños depende por completo de la atención que reciben de sus padres y del ambiente familiar que estos les procuren. Desde que un bebé nace hasta que se convierte en una persona adulta, la mirada atenta de sus padres guiándole en su crecimiento es básica para su estabilidad emocional. El enfoque que tengan los padres de lo que es la vida y cómo debe de ser la vida de un niño y la forma en la que lo estén aplicando. Es determinante a la hora de configurar su paso por las etapas de preescolar, primera y segunda infancia. Y la resultante de todo esto es la salud y motivación que el pequeño manifiesta en su día a día.

vínculo familia de papel manos
“Los niños, salud incluida, son la materialización de la idea de futuro que tienen los padres.”

Tú eres la luz que orienta su caminar

Para entender este concepto hay que pensar en el niño en crecimiento como en una planta. Y en la atención de sus padres como la luz que permite su desarrollo exterior. Algo tan importante o más que los alimentos que come pues, sin esta nutrición emocional, muchos niños rechazan la comida o se vuelven caprichosos como una forma de reclamar la atención que no reciben.

En nuestra consulta tratamos todo tipo de problemas pero si estos problemas aparecen en la edad infantil lo primero que revisamos es la rutina familiar y qué lugar ocupa el tiempo del niñ@ en dicha rutina.

Ejemplo.

Una madre nos consulta porque su hijo de 6 años tiene por primera vez un problema de estreñimiento; cuando consulta lleva varios días sin ir al baño y lógicamente la madre está preocupada. Desde un punto de vista holístico el estreñimiento es un bloqueo del ritmo personal que se refleja en el intestino grueso y el ritmo personal se detiene cuando “no sabemos qué hacer o a dónde ir” y entonces se impone el ritmo exterior o de los demás sobre nuestro propio ritmo.

Lo primero que observo es el tiempo de la consulta que coincide con la incorporación del niño al primer curso de primaria  ¡Empieza el cole en serio!… y ni su papá ni su mamá han reflexionado sobre lo que esta etapa representa en la vida de un niño y lo que es más importante lo que en su momento representó para ellos y las emociones que albergan al respecto. Una vez enfocado el tema (poner luz en el asunto), los padres ven que hay ciertas cuestiones que no tienen claras y sobres las que tienen sentimientos ambivalentes, sentir que le han transmitido de forma inconsciente a su hijo. Esta transmisión es sutil pero directa, tonos de voz, abrazos más sentidos, cierto temor y dudas a la hora de transmitir la alegría que supone toda nueva etapa, etc.

 

Superar etapas en positivo

necesidades-niños-método-cronos
“Primera gran etapa… ¡dejar los pañales!”

Hay que configurar cada etapa de forma consciente

El proceso se alarga varias semanas mientras los padres van ajustando su propio sentir en relación a su paso por el espacio escolar. En ese tiempo el estreñimiento va y vuelve y se hace necesaria la ayuda de dieta blanda y supositorios de glicerina; lo curiosos del caso es que cada vez que la madre desvela una nueva emoción oculta el niño va al baño sin ayuda y así en varias secuencias hasta que todo queda clarificado.

  • Una vez configurada la nueva etapa de primaria y observadas las necesidades del niño en el tiempo presente, el ritmo intestinal se normaliza por completo.

 

Articulo anterior
Del cine de barrio a Netflix De película.I
Articulo siguiente
Y tú… ¿para qué quieres traer un hijo al mundo? Escuela de padres II
ANA ÁVILA
ANA ÁVILA
Consultora Holística | Life Coach | Conferenciante Si te interesa la vida natural y sencilla, la vida en pareja, el desarrollo personal y profesional, el vivir cada día en paz y con armonía… ¡Este es tu espacio! Puedes solicitar una consulta en el  617 925 097 o enviar un mail a: cronos@metodocronos.es Ver perfil »
ANA ÁVILA
ANA ÁVILA
Consultora Holística | Life Coach | Conferenciante Si te interesa la vida natural y sencilla, la vida en pareja, el desarrollo personal y profesional, el vivir cada día en paz y con armonía… ¡Este es tu espacio! Puedes solicitar una consulta en el  617 925 097 o enviar un mail a: cronos@metodocronos.es Ver perfil »

¿Te ha gustado el post? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Deja un comentario

Información básica de protección de datos

  • Responsable: Ana Ávila -Método Cronos-         Finalidad: Gestionar y moderar comentarios.        Legitimación: Consentimiento.
  • Destinatarios: No hay destinatarios externos.    Derechos: Acceso, edición, supresión y portabilidad, contactando al responsable (+ info)