Comer sano es comer de todo, pero de forma consciente.

¿Piensas que comer sano es algo complicado y lleno de reglas? Pues casi seguro que el enfoque holístico de la nutrición te interesa.  El enfoque holístico afirma que la comida DA CUERPO a lo que pensamos, hacemos y decimos y en función de esto sentimos atracción por unos alimentos u otros.

chica con rodaja de naranja

Contenido del post

Función solar. Tu YO Vegetal

Por ejemplo, si eres de esas personas que teme comer hidratos porque piensa que engordan: ¿Sabías que lo que te engorda, no es el carbohidrato en sí, sino el exceso de raíces o anclajes emocionales que existen en tu vida?

hidratos carbono en la dietaLa función solar y también la de todos los alimentos vegetales, es la de fijarnos y mantenernos centrados con relación a nuestra conciencia superior (o conciencia transpersonal). En función de lo cerca o lejos que esté el alimento vegetal en cuestión, más nos ancla a la tierra; por ejemplo, el arroz nos centra más que el trigo y el trigo/avena más que el maíz. Los hidratos y alimentos del plano vegetal alimentan tu sentido del Yo. Tu perfil o marca personal te centran y refuerzan tu capacidad de afirmarte o brillar de forma individual.

Comer sano es comer de todo, pero de forma consciente

Cuando una persona rechaza el pan, las legumbres, las patatas, la pasta, el arroz, etc. (no importa si es porque no le gustan o porque piensa que le engordan), lo que desea, en el fondo, más allá de la idea de mantenerse sano o delgado, es cambiar y liberarse de sus raíces o exceso de vínculos familiares que es lo que la mantiene bloqueada y con facilidad para hincharse-ganar peso. En este caso lo que le estás diciendo al mundo es que necesitas reiniciar tu memoria sociolaboral vinculada a tus espacios laborales, o figura paterna.

Intolerancias

persona con problemas de intolerancia digestiva. mantente SANO

¿A qué se deben las reacciones defensivas de nuestro cuerpo ante los cereales y las legumbres? La teoría en boga es que, evolutivamente, el ser humano, sólo ha comido semillas desde hace 500 generaciones y por tanto, nuestro perfil genético reconoce estas sustancias como extrañas, desencadenando una respuesta inmune con todo el cuadro clínico que lo acompaña.

  • ¿Y si yo te dijera que detrás de esta intolerancia a los cereales y a las legumbres se esconde una pauta emocional ligada a la figura paterna?

Dios padre que estás en los cielos

Piensa que el tiempo al que alude esta teoría es el tiempo en el que el humano empezó a ser agricultor, a tener un solo dios a modo de ‘padre’ y a alejarse de los ritmos de la madre-tierra. Las personas con problemas de autoinmunidad o intolerancias alimenticias necesitan conciliar en su interior el elemento tierra o elemento de transición, ligado a la mesa familiar. Al tiempo en el que comían con mamá y con papá. Estas personas necesitan recuperar el tiempo de aprender a comer, ya que lo tienen teñido de un ambiente emocional tóxico.

Rechazo a la ‘carne’. Tu YO animal

Por el contrario, si lo que rechazas es la carne, bien porque no te gusta, bien por motivos de salud o ética vegana, y te decantas por una dieta exclusivamente vegetal, sin ningún aporte ovo-lácteo-animal, lo que estás proclamando ante el mundo es tu necesidad de anclarte a la tierra y de echar raíces. De reiniciarte en el plano familiar bien con tu familia de origen bien con tu pareja.

Proteínas en la dietaLos alimentos de origen animal alimentan tu sentido del Tú. Tu capacidad de moverte y dinamizar tu imagen en los distintos espacios por los que circulas. Si te gusta mucho la carne, el fiambre, y la proteína en general, es que caminar por la vida de forma autónoma te asusta y necesitas que tus ‘hermanos’ los animales te den el soporte emocional que tú, como miembro de la especie humana, no tienes activado o bien configurado. Realmente significa que no tienes el apoyo emocional necesario para salir al mundo cada día de ahí el desgaste a reponer con la proteína animal.

Comer sano es comer consciente

libro del gusto al sabor.. Come SANOLa única garantía de que ser vegano es lo natural en el ser humano, es caminar por la vida sin ningún tipo de enfermedad, tampoco en tu círculo emocional-afectivo. Esto implica tener resuelto el mapa emocional familiar y superada la memoria de inicio. Si este caminar a prueba de problemas de salud, dinero y amor, en la propia vida o en la de las personas que quieres (son las que dan soporte a tu campo de energía emocional) se verifica, significa que eres un sant@ y no dudo que los haya, que ‘haberlos haylos” y entonces sí que pueden alimentarse prácticamente, del aire que es el elemento al que nutren los alimentos del plano vegetal.

Vivir centrado

Lo que no cabe duda es que hay un exceso de personas desvinculadas de su naturaleza esencial, movidas como una ‘hoja al viento’ de ahí el abuso en el comer carne, pero la solución no pasa por hacerse veganos o vegetarianos pues esto no resuelve en el plano emocional. Centrando el mapa emocional los hábitos de consumo cambian y la persona se vuelve ‘de natural’ ecológica y sus niveles de consumo de carne, de ropa, de energía, etc. se equilibran.

¿Enfadado con el mundo?

¿Alguna vez te has sorprendido pensando que 'odias' a la gente,
 o que hay causas, personas o situaciones que te gustaría que desaparecieran de tu vida?

Quizás no te hayas parado a pensarlo, pero detrás de una mayoría de personas que se sienten atraídas por una dieta AUSENTE de proteína animal, se esconde la necesidad absoluta de ser ellos mismos. Al no hacer consciente dicha necesidad, la forma más visceral que encuentran es desconectar de la parte instintivo-animal de su dieta. Con esto se minimiza la conexión con el ecosistema animal, personas (sentimientos), incluidas. En la práctica es como si tu persona no vibra y entonces la ‘gente’ no puede hacerte daño. Si esto te hace sonreír, y eres una persona de mente abierta, la próxima vez que notes rechazo hacia la carne que tomas habitualmente, calidad y cantidad, OBSERVA qué sentires albergas en ese momento hacia tu ecosistema afectivo-familiar.

Mantenerte sano ¿Un estilo de vida?

Por otra parte, el compromiso y la disciplina que se requiere para ser vegano o vegetariano y mantenerse sano, es una fuente de superación y satisfacción personal que da un sentido positivo a estas personas que, en su fuero interno, (en el plano emocional), no lo tienen tan claro.

Si hubiera alguna casuística seria de edades y momentos en los que una persona se siente atraída por este tipo de dieta podría comprobarse que suele ser por lo general, en situaciones de cambio, crisis, inmadurez, o directamente, enfermedad. En todas ellas, la persona está o se siente en peligro con relación al mundo, y rechaza a ‘la gente’ y su sistema de creencias. Es entonces cuando se aferran a este modo de vida, que durante mucho tiempo implica SER ALGUIEN DIFERENTE.

La gente eres tú

Aunque aquí hay que aclarar que siempre que rechazas a la gente es una proyección. En verdad rechazas lo que tú has sido para esa gente. O sea, te rechazas a ti mism@ hasta ese momento en el que no has sabido dar lo mejor de ti. Y esto sin entrar en temas de la infancia, en las que el rechazo a la carne, (𝘴𝘦 𝘵𝘦 𝘩𝘢𝘤í𝘢 𝘣𝘰𝘭𝘢) y ser delicado con la comida, estaba vinculado directamente al rechazo de la figura materna o paterna. Algo que hay que explorar en la edad madura para no tener condicionantes a la hora de nutrirse de forma sana.

La industria de lo sano

Aunque ahora,  las reglas del juego han cambiado ya que la industria de lo “Vegui” utiliza toda su maquinaria para aumentar el número de consumidores. Se está poniendo ‘fácil’ comer un montón de porquerías prefabricadas, edulcoradas y saborizadas. Eso sí, totalmente de origen vegetal. Mientras se fomenta el tomarse un montón de suplementos, y superalimentos para reforzar una dieta que sólo debería de abordarse por recomendación profesional.

Tal y como detallo en este artículo, la cosa de comer o no comer un alimento, en concreto, una vez que intervienen las emociones, no es tan sencilla para los humanos.

Centramiento e identidad personal

 Bazo| Conexión con la Tierra | Tiempo de transición | De comida en comida

Los momentos de transición representan un periodo de ajuste en nuestras vidas para una mejor adaptación a la nueva etapa. En vez de vivirlos como una crisis o una molestia hemos de considerarlos una oportunidad para el cambio. Una dieta correcta ayuda a permanecer centrado y pasar bien los momentos de transición.

Mantente SANO De comida en comida

Si enmarco de forma especial este elemento (Tierra), es porque es en el tiempo ‘de mesa’ donde se fragua nuestra identidad personal que posteriormente vamos a reflejar en nuestra conciencia de género (𝘧𝘦𝘮𝘦𝘯𝘪𝘯𝘰 𝘰 𝘮𝘢𝘴𝘤𝘶𝘭𝘪𝘯𝘰) aplicada en nuestro tiempo de pareja-sexualidad. Y en nuestra conciencia de número (𝘴𝘪𝘯𝘨𝘶𝘭𝘢𝘳 𝘺 𝘱𝘭𝘶𝘳𝘢𝘭), que aplicamos en nuestro espacio sociolaboral. Y por supuesto, en la capacidad/motivación para mantenerte sano y en forma.

Cualquier problema de agenda (𝘱𝘦𝘳𝘴𝘰𝘯𝘢𝘭 𝘰 𝘭𝘢𝘣𝘰𝘳𝘢𝘭), puede ceñirse a:
  • Algo sucedido al despertar: lo que significa que proviene del día anterior.
  • Algo sucedido entre el desayuno y el almuerzo: lo que indica falta de centramiento en el desayuno, falta de motivación o intención para iniciar el día. Intención que ha de cargarse en casa en esas primeras horas antes de salir.
  • Algo sucedido entre el almuerzo y la comida: por lo que tendrá que ver con los espacios o temas tratados en esas horas y será conveniente ajustarlo antes de ir a comer.
  • Algo sucedido entre la comida y la merienda: de nuevo falta de centramiento, motivación e intención que de nuevo ha de recargarse en casa o en privado.
  • O, por último, algo sucedido entre la merienda y la cena: donde además de repasar los últimos temas o espacios visitados, hay que dedicar también un tiempo a ajustar el cierre de la jornada completa. Tiempo de revisión que será, cada vez menor, si la agenda se lleva al día.

¿Te resulta costoso mantenerte sano y avanzar con fluidez y en armonía?

Comer sano. Mujer cocinando feliz

Empieza por revisar la forma en la que organizas tus menús diarios. Observa cómo te sientes y si disfrutas de ese proceso cada uno de los días de tu semana. En el caso de que no seas tú quien cocinas, valora cómo te sientes (o te sienta) el menú diario que ingieres.

Puede que te resulte difícil de asimilar, pero la fórmula más fácil de mover tu vida hacia adelante es cuando elaboras tu menú diario. Cuando tu mente ‘planifica’ el menú que va a elaborar para toda la familia. Si estás sol@ cuando piensas en qué vas a comer, qué ingredientes necesitas y si te falta alguno para ir a comprarlo, a qué hora hay que ponerlo al fuego. Etc. Y todo ello mientras celebras lo afortunado que eres por no tener que ir a cultivarlo, cazarlo o pescarlo y tienes en cuenta los requerimientos nutritivos de toda tu familia, o tan sólo los tuyos, si es que vives sol@.

No es que sea lo fórmula más fácil, es que es la única que es natural, y por lo tanto,
es la más sostenible.

Sobrepeso y límites

Cualquier problema  que aparece en el área de la nutrición o del sistema digestivo es un problema de centramiento. También el sobrepeso. El sobrepeso es una defensa emocional. El peso de una persona está relacionado con su capacidad de fijar límites en forma positiva.

contorno de cintura-metro-comer sano

¿Te gustan los cambios?

Las personas que no se adaptan con facilidad a los cambios o periodos de transición acaban desarrollando problemas hormonales. Son personas con miedo al futuro y lo único que da a su cuerpo centramiento y seguridad son las comidas. Desde un punto de vista holístico, el principal error a la hora de pensar en el control del peso es creer que sólo es cuestión de los alimentos que ingerimos o del ejercicio que hacemos, o de tener algún problema endocrino. Etc. En realidad, el peso de una persona es determinado en el plano de la mente y lo que cuenta a la hora de pesar, más o menos, es la forma en la que gestionamos nuestra identidad personal con relación al medio que nos rodea (clima y personas).

Somos lo que pensamos, hablamos y hacemos

La comida tan sólo DA CUERPO a lo que piensas, haces y dices. En función de esto sientes atracción por unos alimentos u otros. La apetencia de un sabor determinado tiene como función regular tu adaptación al clima y no debe de compensar el desgaste emocional de tus actividades diarias. Por ello, y con el fin de mantenerte sano, la regulación de pautas alimenticias ha de estar acompañada de una buena dosis de ejercicio y reeducación corporal que ayuden a instalar tu nueva imagen.

Lee más aquí, si te interesa y quieres profundizar:

El bazo. Órgano de la confianza 

¿Rendir más o mejor rendirse? Alto rendimiento y adicción al estrés

Consumo de carne y desarrollo personal

 

Articulo anterior
El despertar de la conciencia y las crisis personales
Articulo siguiente
Sentido de la escucha y salud de tus riñones
ANA ÁVILA
ANA ÁVILA
Consultora Holística | Life Coach | Conferenciante Si te interesa la vida natural y sencilla, la vida en pareja, el desarrollo personal y profesional, el vivir cada día en paz y con armonía… ¡Este es tu espacio! Puedes solicitar una consulta en el  617 925 097 o enviar un mail a: cronos@metodocronos.es Ver perfil »
ANA ÁVILA
ANA ÁVILA
Consultora Holística | Life Coach | Conferenciante Si te interesa la vida natural y sencilla, la vida en pareja, el desarrollo personal y profesional, el vivir cada día en paz y con armonía… ¡Este es tu espacio! Puedes solicitar una consulta en el  617 925 097 o enviar un mail a: cronos@metodocronos.es Ver perfil »

¿Te ha gustado el post? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Deja un comentario

Información básica de protección de datos

  • Responsable: Ana Ávila -Método Cronos-         Finalidad: Gestionar y moderar comentarios.        Legitimación: Consentimiento.
  • Destinatarios: No hay destinatarios externos.    Derechos: Acceso, edición, supresión y portabilidad, contactando al responsable (+ info)