Celebra la Paz y la Armonía. Solsticio de Invierno

Muchos de mis clientes, especialmente cuando se acerca la Navidad, me preguntan cuál es el protocolo familiar que facilita la Paz y la Armonía. 

celebra-paz-armonía-solsticio-invierno-método-cronos
¡Celebra la Paz y la Armonía! ✨

Y entonces suele venirme a la mente la imagen de un bosque en el que no se producen incendios, ya que cualquier conato de chispa es apagado a los pocos minutos de su inicio. Un bosque que es ‘mimado’ en cada estación para mantenerse libre de rastrojos, y en el que se mantienen los límites para que el fuego no tenga necesidad de arrasar con todo.

Sin embargo, en relación a los conflictos familiares, esta prevención del conflicto, no existe. Día tras día, constato la ausencia absoluta de unas ‘reglas del juego familiar’ que faciliten una convivencia pacífica y armónica. Las familias se llevan como pueden y, con el paso del tiempo, la casa familiar va haciéndose vieja y llena de ‘fantasmas’.

¿Qué no crees en los fantasmas?

Quizás no te hayas parado a pensar que ‘fantasmas’ son todos los episodios de la saga familiar no resueltos. Y son estos fantasmas, los que restan brillo y disfrute al ideal de familia feliz con el que la televisión navideña suele acosar al televidente incauto.

Y ya de paso, y pensando en todas esas personas que no pueden o quieren tomar azúcar…; os diré que, la celebración de la Navidad en la que muchos se sienten tentados a comer y beber como si no hubiera un mañana, es un fantasma materializado de las antiguas tradiciones paganas en las que se celebraba la llegada de la Luz.

Para la mente infantil, el ‘celebrar’ está ligado al sentido de gusto y no se puede imaginar una fiesta sin darse el ‘gusto’ de comer y de beber hasta sentir que los límites impuestos por la rutina diaria se disuelven en su sentido del gusto.

 

Al celebrar la Navidad de forma inconsciente estás dando vida al espíritu de las Saturnales, de Yule o de cualquier tradición aun más antigua. Clic para tuitear

 

Todos somos UNO para sumar y también para restar

-…En esta época del año se hace imperativo recordar que todos somos UNO…
-…Que todos vamos en el mismo barco-planeta…,
-…que todo lo que hacemos deja una huella…
-…y que esta sea positiva o negativa,
-…¡Depende de ti!

Mejora tu cuota de felicidad

En estos días en los que todo son comidas de empresa, familiares y amigos, llega el momento de pagar la contribución grupal:

  • La diferencia entre lo que deberías de aportar al mundo a lo largo del año. Tu cuota de felicidad deseada.
  • Y lo que  realmente has aportado- disfrutado. Aunque la vida, en su inmensa generosidad, nos da una oportunidad de oro para que esta deuda no se haga efectiva de inmediato.

 

¿Cómo hacer para no aumentar la deuda que tienes contigo mism@?

Es relativamente sencillo, lo verás si  sigues conmigo un poquito mas: Todos tus problemas actuales derivan de la forma en la que viviste tu infancia y juventud, de la fórmula única que representa tu forma de pensar, sentir y actuar. Fórmula que año tras año se renueva en la mesa navideña.

celebra-paz-armonía-solsticio-invierno-método-cronos
«No hay sombra familiar que pueda resistirse a una sonrisa sincera.»

¿Vuelves a casa por Navidad?

Si, esa mesa ‘televisiva’ en la que todos se lo pasan tan ricamente, comiendo, bebiendo, bailando, conversando felizmente… ¡una vez al año! Aunque el resto del año esas mismas personas, quizás no se puedan ni ver o no sepan cómo ni de qué conversar sin enfadarse o aburrirse. Y algunas, directamente, se lleven como el ‘culo’… y con perdón, porque en cuanto hablo de romper o cambiar tradiciones que tan solo nos ANCLAN al pasado, muchos se echan las manos a la cabeza.

 

¡No estoy diciendo que no ames a tu familia! 💖 Todo lo contrario.Considero a la familia el pilar de la sociedad y la herramienta para alcanzar una vida plena. Clic para tuitear

 

Lo que te estoy diciendo es que SOLO comas con aquellos miembros de tu familia con los que vivirías como tal, todos y cada uno de los días del resto del año. Y que no montes el ‘paripé’ solo porque sea Navidad. Y con aquellos miembros de tu familia con los que no vivirías, aquellos con los que te llevas mal… siento decirte que este año ya es tarde pero siempre puedes mejorar tu relación en nuestra consulta holística.

Perooooooo…..

 

Si te sientes obligado y no tienes más remedio que cumplir bajo castigo de ser desterrado o desterrada. 😉

-…¡Prepárate para la fiesta!
-…Ve y deslumbra. Brilla y devuelve todas las pelotas, pullas y sarcasmos…
-…Resuelve con gracia y salero la situación.
-…Y por nada del mundo entres al ‘trapo’ ¡que no eres un toro de lidia!

 
No hay SOMBRA familiar que pueda resistirse a una gran sonrisa. 😉

La sonrisa que nace de un corazón fuerte, sereno y pleno de la propia conciencia.  Conciencia de humanidad que alumbra al mundo.

El amor te da alas!

Nota. Lamento tener que decirte, en el caso de que seas de los que has tenido que volver a casa por una crisis, de salud, dinero o amor: que tu fórmula de pensar-sentir-actuar, la que cargaste en tu infancia y juventud, no estaba actualizada para los tiempos que corren. Mejor dicho ¡que vuelan! Y de esto va el tema, de celebrar desde nuestro nivel de conciencia ‘angelical’,  ya que hoy día hay que tener alas para poder ir al ritmo que la vida grupal nos exige…

 

¿Qué no sabes como desplegar tus alas y volar?…”

Pues puedes llamar o escribir un correo y solicitar tu primera consulta holística.

 

La Navidad a lo largo de los tiempos

Mientras tanto, te cuento lo más básico sobre el solsticio de invierno en la cultura celta y romana para que puedas celebrar esta tradición con todo el respeto que se merece.

(Este texto lo he resumido de entre los muchos que hay en internet…)

 

El solsticio de invierno

 

La Navidad, tal y como la conocemos hoy en día, se basa en la tradición religiosa del nacimiento de Jesús, la visita de los reyes magos y los milagros hechos por Santa Claus (San Nicolás).

Sin embargo, las fiestas navideñas sólo se empezaron a celebrar a partir de la Edad Media, y fueron los papas de aquella época quienes fijaron la fecha en el 25 de diciembre, precisamente para que los fieles prestasen menos atención a las fiestas paganas del solsticio de invierno y más a las celebraciones religiosas. 

Incluso el típico árbol de navidad tiene un origen celta.

Cosas que ocurren durante el solsticio de invierno

El solsticio de invierno es el día más corto del año. Esto es así porque se trata del momento en que la tierra está más inclinada con respecto al sol, y por ello recibe menos luz. Este momento era considerado por muchas culturas como inicio del año, y ese es el motivo de las celebraciones.

 

 
La tradición celta

En la cultura celta, la festividad del solsticio de invierno recibía el nombre de Yule. El Yule designa el momento en que la rueda del año está en su momento más bajo, preparada para subir de nuevo. En Escandinavia existía la tradición de celebrar el Yule con bailes y fiestas. También se sacrificaba un cerdo en honor de Frey, dios del amor y la fertilidad, que según la creencia controlaba el tiempo y la lluvia.Durante la festividad de Yule era tradicional quemar el tronco de Yule, un largo tronco de árbol que iba ardiendo lentamente durante toda la temporada de celebraciones, en honor del nacimiento del nuevo sol. De esa tradición proceden los pasteles en forma de tronco (troncos de chocolate) que hoy en día se comen en Navidades.

El culto a los árboles

Los antiguos celtas creían que el árbol representaba un poder, y que ese poder protegía y ayudaba al árbol. Los bosques sagrados servían como templo a los germanos. Para los galos, la encina era un árbol sagrado sobre el que los druidas, sacerdotes celtas guardianes de las tradiciones, recogían el muérdago siguiendo un rito sagrado. Esta tradición, heredada a través de los siglos, sirvió de inspiración para el actual árbol de Navidad.

 
La antigua Roma

En la antigua Roma, en diciembre se celebraba la Saturnalia, en honor al reinado del dios Saturno sobre Roma en la Edad de Oro. En esa edad, la tierra en Roma producía abundantemente y no había guerras ni discordia. Durante la Saturnalia se celebraban fiestas durante una semana entera, con comilonas y abundante bebida. A lo largo de esa semana se invertía el orden social: los amos servían a los esclavos, los esclavos se convertían en amos y desempeñaban altos cargos del estado.

Era tradicional intercambiarse regalos hechos en plata, aunque casi cualquier cosa podía servir de regalo para la ocasión. La fiesta también era una celebración del fin de las tinieblas y el comienzo de un nuevo año. Aquí puedes ver un fragmento de las palabras que la sacerdotisa pronunciaba para el rito de la Saturnalia:

Solsticio de Invierno. La Puerta de los dioses

«Esta es la noche del solsticio, la noche más larga del año. Ahora las tinieblas triunfan y aún así todavía queda un poco de luz. La respiración de la naturaleza está suspendida, todo espera, todo duerme. El Rey Oscuro vive en cada pequeña luz. Nosotros esperamos al alba cuando la Gran Madre dará nuevamente a luz al sol, con la promesa de una nueva primavera. Así es el movimiento eterno, donde el tiempo nunca se detiene, en un círculo que lo envuelve todo. Giramos la rueda para sujetar la luz. Llamamos al sol del vientre de la noche. Así sea.»

Finalmente, a lo largo de la Edad Media, esa fiesta se fue alargando en el tiempo hasta convertirse en lo que hoy en día conocemos como Carnavales.

 

Articulo anterior
War is over, if you want it, war is over now!
Articulo siguiente
No se tiene depresión, sino que se es depresivo
ANA ÁVILA

ANA ÁVILA

Consultora Holística | Life Coach | Conferenciante

Si te interesa la vida natural y sencilla, la vida en pareja, el desarrollo personal y profesional, el vivir cada día en paz y con armonía… ¡Este es tu espacio! Puedes solicitar una consulta en el  617 925 097 o enviar un mail a: cronos@metodocronos.es

Ver perfil »
ANA ÁVILA

ANA ÁVILA

Consultora Holística | Life Coach | Conferenciante

Si te interesa la vida natural y sencilla, la vida en pareja, el desarrollo personal y profesional, el vivir cada día en paz y con armonía… ¡Este es tu espacio! Puedes solicitar una consulta en el  617 925 097 o enviar un mail a: cronos@metodocronos.es

Ver perfil »

¿Te ha gustado el post? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on print

Deja un comentario

Información básica de protección de datos

  • Responsable: Ana Ávila -Método Cronos-         Finalidad: Gestionar y moderar comentarios.        Legitimación: Consentimiento.
  • Destinatarios: No hay destinatarios externos.    Derechos: Acceso, edición, supresión y portabilidad, contactando al responsable (+ info)