Método Cronos

9 preguntas frecuentes sobre Método Cronos

Hola, soy Jose Miguel Navarro de Método cronos. En este post respondo a las 9 preguntas que más frecuentemente nos hacen. 

preguntas-frecuentes-método-cronos

  1. ¿Qué es el método cronos?

Cronos es un método holístico donde se abordan por igual las necesidades del cuerpo (nutrición, hábitos, ejercicio, etc.) y de la mente (emociones, aprendizaje, resolución de conflictos, centramiento y foco, etc.) Resolviéndose, a la par, las relaciones o vínculos con el entorno.

 

  1. ¿Cuál ha sido vuestra trayectoria hasta llegar a este momento?

Sintetizando lo más posible, os diré que ha sido todo un proceso de superación personal y profesional que nos ha llevado más de 20 años. Durante estos años hemos tenidos tres consultas que han reflejado las distintas etapas en la evolución del método hasta encontrar el enfoque adecuado:

En un principio, nos iniciamos en las terapias alternativas o naturales. Fue cuando en España se empezaba a hablar de lo que se dio a conocer como ‘New Age’, allá por los inicios de los 90 y mucho antes de que libros como ‘El Secreto’ fueran superventas. En ese tiempo de formación observamos que, en general, las terapias eran como recetas y que cada curso que hacías o cada técnica que aprendías tenía su propia fórmula. Nos encontramos con multitud de enfoques, tendencias y modas. Técnicas mentales, corporales y espirituales, todo ello por separado y desmembrado lo uno de lo otro.

En aquellos primeros años de nuestra andadura laboral estudiamos Naturopatia, Quiropraxia, masaje, esencias florales, colorterapia, acupuntura, musicoterapia, y un largo etc. Pero después de varios años nos dimos cuenta de que este no era el camino, había que integrar, sintetizar, y hacerlo de otra manera. Así que finalmente, y para no ser «absorbidos» por las expectativas generadas por los pacientes y los ambientes profesionales en los que nos iniciamos, cerramos nuestra primera consulta. Recuerdo que en un alarde de liberarnos y encontrar algo integral hicimos una hoguera donde quemamos todos los títulos que habíamos recopilado. Quizás fue una medida algo drástica, pero necesitábamos comenzar con un nuevo enfoque y sin ningún tipo de limitación. Fue como quemar las naves una vez cruzado el océano, así no habría vuelta atrás.

De esta primera consulta nos quedó claro que había un tipo de persona con la que NO queríamos trabajar. Persona con rol de víctima que busca un exceso de atención y que no hace lo que le recomiendas. Enfocada por completo en el cuerpo y en el sufrimiento, pero con poca o ninguna predisposición a realizar los cambios necesarios para solucionar sus problemas o conflictos.

Tras cerrar la consulta pasamos casi 2 años ordenando nuestros pensamientos y también nuestros sentimientos, tratando de ver con mayor claridad nuestro futuro profesional.

Cuando abrimos nuestra segunda consulta,  enseguida nos dimos cuenta de que al estar enfocados como terapeutas las personas llegaban posicionadas como pacientes. Y esto era un error. Sabíamos que la enfermedad tan solo es la ausencia de conexión personal unida a la necesidad de mantener unos ritmos o hábitos sanos. Y que luchar contra ella es luchar contra ti mismo. Para superarla hay que conciliar y entender. Así que los siguientes 8 años nos enfrentamos con éxito a todos los ‘no se puede’ o ‘no se debe’. Una vez superado esto, decidimos cambiar de aires y por segunda vez cerramos la consulta con la vista ya puesta en una tercera etapa en la que poder pasar a limpio todo lo superado.

Durante estos años de integración personal e investigación, cada persona nos ha traído una clave, un mensaje, una emoción o un patrón por abordar. Nuestros clientes han sido los auténticos libros que hemos tenido que descifrar, constatando una y otra vez que recuperar la salud es el proceso de recuperar nuestra propia vida. Obteniendo la certeza de que todo síntoma es un aliado que nos recuerda que una parte de nosotros está pérdida o desactivada. Ha sido en esta tercera entrega del método donde hemos conseguido integrar todo nuestro trabajo anterior y adquirir la certeza y la confianza necesarias para consolidar nuestra labor profesional.

 

  1. En una entrevista con tu compañera Ana, nos comentaba que el Método Cronos es imposible de transmitir teóricamente. ¿Coincides con ella en este punto?

Bueno, lo que sucede es que la evolución de la consulta ha ido a la par que la nuestra. Es decir, para poder transmitir equilibrio y armonía a la persona que tienes delante de ti, como requisito principal tienes que haber afrontado tus propios problemas y haberlos convertido en victorias.

Por ejemplo, si te dispones a escalar el Everest, saber que es la montaña más alta del mundo con una altura de 8848 metros sobre el nivel del mar y que está localizada en el Himalaya y marca la frontera entre Nepal y China, etc., está muy bien. Pero lo único que va a ayudar a la persona que tienes delante es tu propia experiencia escalando la montaña. Esto es lo único que le vas a poder aportar.

 

  1. ¿Porque el nombre de cronos?

Cuando reabrimos la segunda consulta decimos poner algún título a nuestra fórmula de  trabajo, y a mi compañera se le ocurrió el nombre de Cronos; sólo después de un tiempo nos dimos cuenta de que el nombre había sido una buena elección.

En la antigua mitología griega Cronos (Saturno para los romanos) era el dios de tiempo, es el presente, con su pasado y su futuro. Es el tiempo del reloj de antes y después. Dios de la agricultura (biorritmos). También se dice que devoraba a sus hijos recién nacidos para evitar la predicción de que uno de ellos le quitarían el trono.

 

En este sentido interpretamos a cronos como estar prisionero del pasado; ‘devorado’ por creencias, tradiciones, conflictos por resolver, que te impiden vivir el presente. Clic para tuitear

 

Cronos significa ‘tiempo’. Las personas somos trozos de tiempo. Cuando nos relacionamos intercambiamos tiempo o experiencias de un tiempo. La enfermedad es una deuda en el tiempo, que te dice que algo está por solucionar. El tiempo positivo enriquece y el negativo nos frena, bloquea o nos hace dar vueltas.

Toda vivencia negativa queda impresa en nuestro YO como un vacío o tiempo en suspenso. Cada vez que el tiempo pasa y la persona necesite de ese tiempo o memoria se le plantearán problemas, insatisfacciones o alteraciones de cualquier tipo, que se irán amplificando cada vez más, en espera de recibir alguna solución.

En cronos las personas vienen a liberar ese tiempo donde quedaron atrapadas.

 

  1. ¿Cómo funciona una consulta? Pongamos desde que te contacta un cliente con un problema.

En nuestra formula de consulta reproducimos el mismo esquema funcional en el que nace y se desarrolla un ser humano. A la hora de recuperar áreas dañadas trabajamos el tiempo femenino (emociones – hábitos – pareja – vínculos), con el tiempo femenino (con Ana). Y el tiempo masculino (reeducación corporal – superación – recursos socio-laborales – límites), con el tiempo masculino (con Jose Miguel).

Es decir, toda persona en su desarrollo inicial ha tenido como referencia a un progenitor masculino y femenino. Según la calidad del vínculo generado se posicionará de diferente manera ante un hombre o una mujer, y es este desequilibrio entre una polaridad y otra lo que desequilibra a su ser interno. Por lo general, es Ana la que recibe en primera instancia a la persona con el fin de valorar su mapa emocional y ver en qué estado se encuentra. Su trabajo consiste en descifrar las secuencias personales que la persona necesita habilitar para que todo el conjunto funcione. Y observar dónde hay vacíos en su programación (educación) y qué aspectos de su vida hay que reforzar, suprimir, actualizar, aceptar, etc. En función de cuales sean sus prioridades y del estado en el que se encuentre tardará más o menos tiempo en pasar al área de reeducación corporal o área sociolaboral.

 

  1. Aseguráis que vivir de forma saludable, en paz y con armonía es posible. ¿Por qué entonces les cuesta tanto a las personas cambiar y mejorar sus vidas? ¿Qué se necesita? ¿Cuál es el primer paso?

Lo que sucede es que una mayoría de personas siguen la inercia familiar y social que se les presenta sin hacerse demasiadas preguntas. Y solo cuando entran en crisis y algo las saca de esa inercia es cuando empiezan a dar ese primer paso. Otras muchas se plantean el cambio cuando llegan a un punto de inflexión en sus vidas en el que se dicen a sí mismas: ¡basta! ¡ya no aguanto más! ¡así no puedo continuar!  Esto es un indicativo de que se ha tocado fondo tan sólo queda decidirse a mejorar.

 

En cuanto al cambio, pienso que la persona no cambia, sino que evoluciona. Y que, en realidad, ese supuesto cambio es la reivindicación de su auténtico yo. Clic para tuitear

 

Un ejemplo: Luis tenía fuertes dolores de estómago, tensión en la espalda y había sufrido también una crisis de ansiedad. Era una persona que se preocupaba demasiado por las cosas y no sabía poner límites, tenía un carácter permisivo…, y era el sostén emocional de su familia, hasta que un día no pudo más y busco la necesidad de un cambio personal.  Cuando comenzó a decir lo que le disgustaba y a poner límites, las personas de su alrededor comenzaron a decirle, estas muy cambiado, no pareces tu… Curiosamente habían empezado a desaparecer todos sus dolores y se encontraba mental y físicamente mejor que nunca. ¿Cuál era su verdadero yo, el actual o el otro?”

 

  1. ¿Qué hace vuestro método distinto? ¿Cuál es su valor añadido?

Sin duda, la forma integral de atender a las personas. El no querer embutirlas en tal o cual técnica. Además, cuando no se trabaja de forma holística los problemas simplemente cambian de sitio o de plano y la presión sale por otro lado.

Otro de nuestros valores  es la reeducación que paso a paso se va realizando con las personas.  A veces en las terapias se hurga en las heridas sin haber desarrollado unas bases, recursos y un entrenamiento que posibilite la evolución personal a un nuevo nivel. No se puede dejar atrás nuestro antiguo yo sin tener preparado el nuevo. Es como si a una persona le quitas el suelo donde pisa, sin tener otro dónde apoyarse. Con nosotros esta evolución se va realizando de forma gradual y espontanea por parte de la persona.

 

  1. ¿Qué tipo de problemas o situaciones tratáis en Método Cronos?

Muchas veces nos preguntan por el tipo de casos que tratamos, o si podemos ayudarles porque tienen tal o cual diagnostico o etiqueta. Para nosotros no existen las etiquetas. Toda persona es un ser sano en potencia. A lo largo del tiempo, los únicos problemas que hemos detectado son conflictos internos sin resolver (da igual cómo, cuándo o en que plano se somaticen), falta de recursos por activar, e ideas erróneas que te mantienen atrapado.

 

  1. ¿Cuál es el reto o problema más grande al que os soléis enfrentar en vuestra labor profesional?

En una primera instancia, toca neutralizar el historial con el que nos llegan los clientes. Es decir, todo lo que con anterioridad les han hecho o diagnosticado y las etiquetas e impresiones negativas con las que llegan a la consulta. Y lo segundo, el gran desconocimiento que existe sobre la salud holística. Nos educan para disociarnos como seres humanos: por una parte, está la mente, por otra las emociones, por otra el cuerpo, por otra las relaciones, etc. Y esto es un error. Todo forma parte de un conjunto que se interrelaciona constantemente.

“Holístico, del griego ‘holos’, significa todo, entero, total.” Solo contemplando el conjunto y sabiendo relacionar las partes entre sí, podremos encontrar soluciones eficientes. (M. Cronos)

 

 

Articulo anterior
¿Alergia? Si, pero al cambio
Articulo siguiente
¿Qué es el desarrollo personal?

Deja un comentario

Información básica de protección de datos

  • Responsable: Ana Ávila -Método Cronos-         Finalidad: Gestionar y moderar comentarios.        Legitimación: Consentimiento.
  • Destinatarios: No hay destinatarios externos.    Derechos: Acceso, edición, supresión y portabilidad, contactando al responsable (+ info)

 

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE TUS DATOS PERSONALES

¿Quién es el responsable de su tratamiento?
Ana Ávila -Método Cronos-
¿Con qué finalidad y legitimación se han tomado?
Con la finalidad de atender tu solicitud o consulta, y tu consentimiento como legitimación.
¿Quiénes serán los destinatarios de tus datos?
No hay destinatarios externos.
¿Cuáles son tus derechos sobre el tratamiento de tus datos?
Puedes revocar en cualquier momento tu consentimiento, así como ejercitar los derechos de acceso, rectificación o supresión, oposición al tratamiento y portabilidad. Para ello debes remitir una comunicación por escrito a la Responsable.
¿Quieres más información?
Consulta la Política de Privacidad y el Aviso Legal de Método Cronos.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE TUS DATOS PERSONALES

¿Quién es el responsable de su tratamiento?
Ana Ávila -Método Cronos-
¿Con qué finalidad y legitimación se han tomado?
Con la finalidad de realizar un seguimiento de los comentarios, y tu consentimiento como legitimación.
¿Quiénes serán los destinatarios de tus datos?
No hay destinatarios externos.
¿Cuáles son tus derechos sobre el tratamiento de tus datos?
Puedes revocar en cualquier momento tu consentimiento, así como ejercitar los derechos de acceso, rectificación o supresión, oposición al tratamiento y portabilidad. Para ello debes remitir una comunicación por escrito a la Responsable.
¿Quieres más información?
Consulta la Política de Privacidad y el Aviso Legal de Método Cronos.